Accesos vasculares para diálisis

El tratamiento de la Insuficiencia Renal Crónica corresponde al especialista en Nefrología. En algunas ocasiones este especialista valora la necesidad de hemodiálisis para el paciente y ello puede llevarse a cabo mediante una fístula arteriovenosa o por un catéter central.

La fístula arteriovenosa consiste en la unión, mediante un procedimiento quirúrgico, de una arteria y una vena. La situación más común de la fístula es a nivel de la muñeca, aunque esta localización puede variar según las características del paciente. En algunos casos puede ser conveniente el implante de una prótesis que sirve de unión entre la arteria y la vena (un bypass).

Contacta para más información